Una de las impulsoras de la revolución islandesa habla de la situación actual